Servicios institucionales

Gestión de políticas  públicas para la equidad entre hombres y mujeres

A partir del diagnóstico que el Plan Nacional de Desarrollo K’atun, nuestra Guatemala 2032 presenta respecto de los indicadores de equidad entre hombres y mujeres, y en función del mandato de su creación, la Secretaría Presidencial de la Mujer realizó un análisis de identificación de su macroproceso y procesos institucionales para definir los lineamientos estratégicos de su gestión. El establecimiento de estos elementos es necesario para la modernización del Estado, para transitar hacia una institución que gestiona por políticas públicas y que cuente con las capacidades para responder al derecho al desarrollo de la ciudadanía guatemalteca. Ello implica la articulación de acciones sustantivas de la gestión técnica y de la gestión administrativo – financiera y entre ellas. Para la Seprem, el desafío institucional se centra en cerrar las brechas de inequidad entre hombres y mujeres en el país, por lo que el macroproceso institucional se orienta a generar un conjunto de acciones orientadas a la gestión de políticas públicas para la equidad entre hombres y mujeres. Ello se desprende del marco estratégico definido para el periodo 2018 – 2022 y sin dejar de lado la naturaleza de la Secretaría, su marco legal y normativo. El objetivo del macroproceso se orienta a garantizar que la institución cumpla con la función para la cual fue creada y a coadyuvar al cumplimiento de los resultados institucionales. El macroproceso es importante, además, porque proporciona elementos para identificar y  definir claramente las acciones que se requieren para el logro de los objetivos de la Secretaría; es decir, el macroproceso proporciona las directrices orientadoras del qué debe desarrollarse para alcanzar la visión institucional; por ello, se le conoce también como procesos visionarios. A partir del macroproceso, se definen los procesos institucionales que se conforman por aquellas acciones primarias y que se vinculan directamente con el servicio que genera la institución; es decir, el conjunto de acciones que deben realizarse para cumplir sus funciones, de acuerdo a su naturaleza. Cada proceso responde a un objetivo específico, por lo que genera determinados resultados y que en su conjunto responden a las orientaciones del macroproceso institucional. En este sentido, los procesos institucionales se enfocan en la gestión sectorial y territorial y el seguimiento y evaluación de políticas públicas para la equidad entre hombres y mujeres.

Gestión Sectorial y Territorial

La gestión sectorial y territorial se refiere a las acciones que la Secretaría Presidencial de la Mujer desarrolla como parte del acompañamiento técnico y metodológico que brinda a la institucionalidad pública para el seguimiento de políticas públicas vinculadas con la equidad entre hombres y mujeres en el territorio y en función de los sectores que responden a los diferentes ámbitos del desarrollo. Ello significa que la Seprem brinda asesoría técnica y metodológica durante el ciclo de planificación y presupuesto a efecto de garantizar que los instrumentos estratégicos y operativos de la institucionalidad pública incorporen lineamientos y acciones focalizadas a cerrar las brechas de inequidad entre hombres y mujeres, de acuerdo a los ámbitos de sus competencias. Dichos lineamientos y acciones deben reflejarse en los instrumentos de gestión institucional multianual y anual para ser operativizados en cada ejercicio fiscal. La Política Nacional de Promoción y Desarrollo Integral de las Mujeres (PNPDIM) y su Plan de Equidad de Oportunidades (PEO) 2008 – 2023 constituye la herramienta medular para el quehacer de la Seprem, en virtud de que en ésta, se recogen los temas que la institucionalidad pública debe dar respuesta en aras de generar las condiciones para la equidad entre hombres y mujeres. La PNPDIM es un instrumento de Estado y que cuenta con legitimidad por la diversidad de sectores del movimiento de mujeres en el país. Es un documento robusto cuyos lineamientos deben internalizarse dentro de las entidades públicas para su implementación, mediante el proceso de planificación y de presupuesto multianual y anual. Mediante este, estos lineamientos deben traducirse en bienes y servicios públicos focalizados a atender las necesidades y demandas de las guatemaltecas. Aunque la PNPDIM representa el instrumento principal para gestionar la equidad entre hombres y mujeres, existe un marco de políticas públicas vigente, al cual, la Seprem debe brindar acompañamiento técnico y metodológico para el abordaje de temas vinculados con el desarrollo integral de las mujeres, con el cumplimiento de sus derechos y con la equidad entre hombres y mujeres. La asistencia que proporciona la Seprem se centra además hacia la construcción de presupuestos para la equidad entre hombres y mujeres. Para ello, la Seprem, en coordinación con el Ministerio de Finanzas Públicas y la Secretaría Presidencial de la Mujer, se enfoca en generar orientaciones y normativas que permitan la asignación de recursos públicos en intervenciones destinadas a atender las problemáticas que afectan a las guatemaltecas. Ello implica el análisis y actualización de guías y normas vigentes en términos de la programación multianual y anual, de la inversión pública, y durante la gestión de recursos provenientes de la cooperación internacional.

Seguimiento y evaluación de políticas públicas para la equidad entre hombres y mujeres

El seguimiento y evaluación de políticas públicas para la equidad entre hombres y mujeres se refiere al conjunto de acciones que se realizan de forma periódica y sistemática para analizar el avance en el cumplimiento de metas. Representa un mecanismo para la reorientación de los lineamientos estratégicos para el logro de los resultados planteados en  materia de equidad entre hombres y mujeres. Es importante hacer una acotación que estos procesos se realizan en función de la implementación de una política pública, por lo que no se refieren a acciones operativas de monitoreo o de cumplimiento de acciones, sino al análisis y valoración (sobre la base de criterios técnicos) de los impactos o transformaciones de vida generadas a partir de las intervenciones públicas en función de los lineamientos contenidos en una política pública. Las acciones enmarcadas en este proceso se vinculan con la gestión de la información, por lo que la sistematización, registro  y análisis de datos, así como el seguimiento oportuno a indicadores relacionados con la equidad entre hombres y mujeres son los insumos primarios para el seguimiento y la evaluación. El seguimiento y evaluación cada uno por su parte contienen acciones que se desarrollan en momentos diferentes pero retroalimentan y complementan el análisis de la información. Su armonización se materializa en un proceso cíclico que arroja elementos cuantitativos y cualitativos para la toma de decisiones. Este proceso institucional se encuentra alineado al Sistema de Seguimiento y Evaluación del Plan Nacional de Desarrollo K’atun, nuestra Guatemala 2032, en función de las prioridades del país. A partir de ello, le corresponde a la Secretaría Presidencial de la Mujer construir e institucionalizar las herramientas técnicas y metodológicas para documentar y analizar el avance de la situación y condición que las guatemaltecas presentan desde su diversidad. Los resultados que se generen representan insumos para definir si las acciones públicas que se han desarrollado han creado impactos en la calidad de vida de las guatemaltecas y en la reducción de brechas respecto de las condiciones y situaciones de los hombres.